Centro de Información Pedagógica Educar

Desde Ecuador al Mundo
                                                                                                                                                                              www.efemerides.ec  

 

 NORMAS PARA EL CÓDIGO DE CONVIVENCIA

Acuerdo No. 182
Raúl Vallejo Corral
MINISTRO DE EDUCACIÓN

CONSIDERANDO
QUE la Declaración Universal de los Derechos Humanos proclama "como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción";
 
QUE la Constitución Política del Estado en su artículo 6, expresa: "... todos los ecuatorianos son ciudadanos y, como tales, gozan de los derechos establecidos en esta Constitución...";
 
QUE la Constitución Política de la República del Ecuador, en su artículo 23 del Capítulo II, de los derechos civiles, numeral 3, establece la igualdad ante la Ley; "Todas las personas serán consideradas iguales y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin discriminación en razón de nacimiento, edad, sexo, etnia, color, orientación sexual, estado de salud, discapacidad, o diferencia de cualquier índole”;
 
QUE    la Constitución Política del Estado en su artículo 49, expresa: "Los niños y adolescentes gozarán de los derechos comunes al ser humano, además de los específicos de su edad. El Estado les asegurará y garantizará el derecho a la vida desde su concepción; a la integridad física y síquica; a su identidad , nombre y ciudadanía; a la salud integral y nutrición;  a la educación y cultura, al deporte y recreación; a la seguridad social; a tener una familia y disfrutar de la convivencia familiar, a tener una familia y disfrutar de la convivencia familiar y comunitaria; a la participación social, al respeto a su libertad y dignidad, y a ser consultado en los asuntos que les afecten…”;
 
QUE   el Artículo 66 de la Constitución Política de la República del Ecuador establece que la educación, "inspirada en principios éticos, pluralistas democráticos, humanistas y científicos, promoverá el respeto a los derechos humanos, desarrollará un pensamiento crítico, fomentará el civismo:…”
 
QUE la Ley Orgánica de Educación en su artículo 2, de los principios literal b) f) y j) señala: "Todos los ecuatorianos tienen derecho a la educación integral y la obligación de participar activamente en el proceso educativo nacional"; "La educación tiene sentido moral, histórico y social; se inspira en los principios de nacionalidad, democracia, justicia social, paz, defensa de los derechos humanos y educación promoverá una auténtica cultura nacional; esto es, enraizada en la identidad del pueblo ecuatoriano";
 
QUE el Código de la Niñez y Adolescencia en sus artículos 38, 39, 40 y 41 se refieren a los objetivos de los programas de educación, a los derechos y deberes de los progenitores con relación al derecho a la educación, las medidas disciplinarias y las sanciones prohibidas;
 
QUE el Código de la Niñez y Adolescencia en su articulo 38 literal b) expresa: "Promover y practicar la paz, el respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales, la no discriminación, la tolerancia, la valoración de las diversidades, la participación, el diálogo, la autonomía y la cooperación"; y, literal f) "Fortalecer el respeto a sus progenitores y maestros, a su propia identidad cultural, su idioma, sus valores, a los valores nacionales y a los de otros pueblos y culturas";
 
QUE el Código de la Niñez y Adolescencia exige tratar a niños, niñas y adolescentes en forma diferenciada considerando el género, la interculturalidad y su grado de desarrollo y madurez;
 
QUE los actores de la comunidad educativa deben conocer y aplicar sus derechos y deberes, para mejorar la convivencia dentro y fuera de las instituciones educativas, de acuerdo con los artículos 28 y 29 de la Convención sobre los Derechos del Niño;
 
QUE  en la actualidad la sociedad está expuesta a violencia y maltrato, siendo la familia y la institución educativa, entre otras, reproductoras de estos esquemas de comportamientos que afectan al desarrollo integral de la personalidad del ser humano y al desarrollo de la sociedad;
 
QUE uno de los problemas más graves que se vive dentro de las instituciones educativas son los conflictos surgidos por la aplicación de medidas punitivas que no consideran las necesidades y demandas formativas de los y las estudiantes, como lo expresa el artículo 41de Código de la Niñez y Adolescencia;
 
QUE   el Ministerio de Educación y Cultura, mediante Acuerdo Ministerial N° 1962 del 18 de julio de 2003, dispone en sus artículos: 1. "INICIAR.-En todos los planteles educativos del país, un proceso de análisis y reflexiones sobre los reglamentos, del clima escolar, las prácticas pedagógicas y disciplinarias y los conflictos internos y su incidencia en los niveles de maltrato y deserción estudiantil", y en el articulo 2. "ELABORAR.- en cada institución educativa sus códigos de Convivencia… cuya aplicación se convierta en el nuevo parámetro de la vida escolar";
 
QUE   uno de los objetivos generales del Plan Decenal de Educación, aprobado en Consulta Popular del 26 de noviembre de 2006 por el pueblo ecuatoriano, es lograr una educación de calidad y de calidez;
 
QUE  es necesidad del sistema educativo nacional contar con directrices para aplicar los códigos de convivencia en cada una de las instituciones educativas de los diferentes niveles y modalidades;
 
EN USO de sus atribuciones que le confiere los Art. 179, numeral 6 de la Constitución Política de la República del Ecuador, 24 de la Ley Orgánica de Educación, en concordancia con los artículos 29 literales f) y r) y de su Reglamento General de Educación; 17, 59 y 17 del Estatuto del Régimen Jurídico y Administrativo de la función Ejecutiva.

ACUERDA:

Art. 1. INSTITUCIONALIZAR el Código de Convivencia (instrumento que debe ser elaborado, aplicado, evaluado y mejorado continuamente) en todos los planteles educativos del país, en los diferentes niveles y modalidades del sistema, como un instrumento de construcción colectiva por parte de la comunidad educativa que fundamente las normas del Reglamento Interno y se convierta en el nuevo modelo de coexistencia de dicha comunidad.
 
Art. 2. SEÑALAR como propósito de la aplicación del Código de Convivencia el fortalecimiento y desarrollo integral de los actores de la comunidad educativa conformada por los docentes, estudiantes y las familias, en el ejercicio de sus obligaciones y derechos, calidad educativa y convivencia armónica.
 
Art. 3. DECLARAR que el alumnado tiene, además de aquellos consagrados en el Reglamento General de la Ley Orgánica Educación y en el Código de la Niñez y Adolescencia, derecho a:
Participar del proceso de enseñanza y aprendizaje de calidad en una atmósfera de calidez, libre de presiones de todo orden o abusos físicos, psicológicos o verbales.
Gozar del respeto por sus derechos, sus sentimientos, su individualidad y sus pertenencias por parte de sus compañeros y de los funcionarios de la institución.
Requerir la asistencia de los docentes, en caso de necesidad, con el fin de resolver dificultades o conflictos mediante el diálogo.
Ser escuchado con respeto a sus opiniones.
Demandar confidencialidad sobre asuntos personales tratados con algún miembro del personal docente. 


Art. 4. DECLARAR que el alumnado tiene, además de aquellas consagrados en el Reglamento Genera! de la Ley Orgánica de Educación y en el Código de la Niñez y Adolescencia, la responsabilidad de:
Cumplir respetuosa y puntualmente las Instrucciones impartidas por las autoridades educativas.
Ser puntual en su asistencia a clases y en el cumplimiento de sus tareas y deberes escolares.
Tratar a sus compañeros, maestros y demás personas con cortesía y de manera respetuosa.
Evitar cualquier actividad que coarte los derechos de los otros alumnos a aprender o a jugar, o con la responsabilidad del profesor de ejercer su tarea educativa.
Cuidar y respetar las instalaciones, el mobiliario y el material didáctico de la escuela, en tanto es propiedad ciudadana, así como la propiedad del prójimo.
Expresar sus opiniones con cortesía y respeto.

Art. 5.  DECLARAR que los padres, las madres y/o representantes legales tienen, entre otros, el derecho a:

Acceder a una educación de calidad y calidez y un entorno educativo seguro y sano para sus hijos.

Dialogar con los profesores de sus hijos en un tiempo acordado mutuamente.

Dialogar con el Director, Rector o el dirigente de curso de sus hijos sobre preocupaciones o temas que no se hayan resuelto durante sus conversaciones previas con el profesor o la profesora de clase.

Obtener informes periódicos regulares sobre el desempeño de sus hijos, las políticas educativas adoptadas por la institución educativa, las necesidades que surgen de la tarea, etc.

Participar en las asociaciones de padres.

Ser informado sobre el Plan o Proyecto Educativo Institucional y participar, en los órganos creados para el efecto y en los términos adecuados, de los procesos de evaluación del mismo.

Art. 6  DECLARAR que los padres, las madres y/o representantes legales  entre otros, tienen la responsabilidad de:

Promover una actitud positiva hacia el estudio y hacia las expectativas de la institución con respecto a la conducta de sus hijos.

Interesarse por el progreso académico de sus hijos, las tareas enviadas a casa y las actividades escolares a las que son convocados.

Asegurarse que sus hijos asistan a clases puntualmente y que lleguen al colegio con los materiales necesarios para sus tareas.

Comunicar a las autoridades de las instituciones educativas cualquier preocupación médica, académica o de conducta, que pueda afectar el desempeño o el comportamiento de su hijo o hija en la escuela.

Establecer un contacto regular con el establecimiento educativo en áreas de trabajo de aula (firmar circulares, trabajos, revisar cuadernos, verificar el cumplimiento de tareas, asistir a reuniones de padres, etc.)

Art. 7.  DECLARAR que los profesores tienen, entre otros, el derecho a:


Gozar del respeto, la cooperación, la consideración y el apoyo de sus colegas, del alumnado y de los padres.

Enseñar y trabajar en una atmósfera armoniosa; libre de presiones y productiva.

Esperar una actitud responsable y positiva hacia el estudio de parte de los alumnos.

Art. 8.  DECLARAR que los profesores tienen, entre otros, la responsabilidad de:


Planificar y conducir sus clases de acuerdo a los objetivos del currículo y aplicando técnicas didácticas apropiadas.


Ofrecer un entorno conducente al aprendizaje, que favorezca la organización, la disciplina y la seguridad.


Acompañar a los alumnos en su aprendizaje tomando en cuenta las diferencias individuales y promoviendo la auto-estima del alumnado.


Realizar adaptaciones curriculares para la atención personalizada de sus alumnos.


Ser sensibles a las necesidades de los alumnos.


Comunicar a los padres los logros y las dificultades de sus hijos.

Art.9. PROPONER, entre otros, los siguientes conceptos/orientaciones que guiarán el proceso de construcción del Código de Convivencia:
 

Democracia. La institución educativa debe ser un espacio pleno de práctica y reflexión de la democracia, ejercicio ciudadano con civismo, en la comprensión de nuestra realidad nacional, pluricultural, multiétnica, regional, así como en la protección y defensa del medio ambiente. La escuela debe institucionalizar la Educación para la Democracia desde la práctica;
 

Ciudadanía. Vivenciar la declaración constitucional de que todos los/las ecuatorianos/as somos ciudadanos/as sujetos de deberes y derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.
 

Cultura del buen trato. Promover el respeto y reconocimiento a niños, niñas, adolescentes, educadores/as y a sus familias como ciudadanos/as en sus individualidades y expresiones culturales.
 

Valores. Vivenciar los valores de responsabilidad, respeto, fundamentos de la nueva cultura escolar en aras de la convivencia armónica. Estos valores deben encontrarse tanto en el currículo explícito como en el oculto, considerando el ejemplo de los adultos como modelo de formación.
 

Entre otros aspectos conceptuales, señalamos los siguientes:

La responsabilidad es hacerse cargo de cada uno de sus actos y asumir sus consecuencias.
 

El respeto implica una actitud de estima hacia sí mismo y los demás y la observancia de deberes y derechos.
 

La solidaridad   significa comprometerse en la solución de los problemas y necesidades de los demás.
 

Honestidad es decir la verdad y luchar contra la corrupción, la copia, el dolo, la difamación
 

La Justicia, dar a cada quien lo que corresponde respetando derechos y deberes.
 

El amor es la expresión de afecto y cuidado para consigo mismo y para los demás.
 

Equidad de género,  Considerar a hombres y mujeres en iguales condiciones, sin discriminación alguna.
 

Comunicación. La institución educativa debe ser una fuente de comunicación permanente para mejorar el aprendizaje, la convivencia,  la prevención, manejo y resolución de conflictos.
 

Disciplina y autodisciplina. Promover los procesos de reflexión autocrítica por parte de los miembros de la comunidad educativa, de tal manera, que cada quien sea responsable de sus acciones..
 

Fomentar la práctica de la autodisciplina estimulando el análisis y la reflexión individual y grupal de todos los actores de la comunidad educativa. Toda acción que rompa el compromiso de convivencia debe ser tratada de manera formativa y tener, al mismo tiempo, una consecuencia proporcional al tipo de falta cometida.
 

Honestidad académica. Tantos docentes como estudiantes deben sujetarse a los principios de honestidad académica que implican presentar los trabajos con citación adecuada de las fuentes; respetar la autoría intelectual y someter el trabajo propio a procesos de evaluación. Se considerará una falta grave el plagio, la copia y el presentar trabajos de otros como si fueran propios.
 

Uso de tecnología. Su uso debe ser regulado durante la jornada escolar y su incorporación, si fuera el caso, adecuada y oportuna al aprendizaje.
 

Asimismo, se recomienda durante la jornada escolar, evitar el uso de teléfonos celulares, juegos electrónicos y otros artefactos, que son distractores del proceso de enseñanza aprendizaje y formativo.
 
Art.10  RESPONSABILIZAR a los directores /as y rectores/as la institucionalización  del Código de Convivencia en los establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades del sistema educativo nacional, a través de la conformación del Comité Institucional, su implementación, ejecución, seguimiento, control, evaluación y mejoramiento continuo.


Además, son los responsables de presentar a la Dirección Provincial de Educación y/u otro organismo competente el Código de Convivencia aprobado en una asamblea especifica para este fin.

Art. 11. CONFORMAR el Comité de Redacción del Código de Convivencia en cada establecimiento educativo, en todos los niveles y modalidades del sistema nacional. El responsable de la conformación de este Comité es el director o rector.

Art. 12. INTEGRAR el Comité de Redacción del Código de Convivencia con los siguientes miembros:

Educación General Básica
Subdirector/a, quien lo preside, con voz dirimente
Un psicólogo educativo, de existir.
Un docente representante del Consejo Técnico.
Un representante del Comité Central de Padres de Familia.
Un representante del sector administrativo y servicios.
El/a presidente/a del Gobierno Estudiantil.

BACHILLERATO
Vicerrector/a, quien lo preside,
Coordinador del Departamento de Orientación y Bienestar Estudiantil (DOBE), de existir.
Inspector General.
Un docente representante de la Asamblea de Profesores.
Un representante del Comité Central de Padres de Familia.
Un representante del sector administrativo y servicios
El/a presidente/a del Gobierno Estudiantil

UNIDAD EDUCATIVA
Vicerrector/a, quien lo preside.
Director/a
Coordinador del DOBE, de existir.
El Inspector General.
Un  docente representante por cada nivel educativo.
Un representante del Comité Central de Padres de Familia.
Un representante del sector administrativo y servicios.
El/a presidente/a del Gobierno Estudiantil.


 
Art. 13. DETERMINAR las funciones del Comité de Redacción del Código de Convivencia:

Realizar el diagnóstico de la realidad del establecimiento educativo en los aspectos socioeconómicos, psicopedagógicos y normativo.

Elaborar de manera participativa con los docentes, padres de familia, estudiantes y personal administrativo y de servicio, el documento base del Código de Convivencia.
 

Presentar al Consejo Técnico o Consejo Directivo el documento base del código de Convivencia para su conocimiento, estudio y trámite de aprobación en la asamblea específica.
 

Presentar al Consejo Técnico o Consejo Directivo el documento final aprobado por la Asamblea especifica.
 

El Comité de Redacción del Código de Convivencia cesará en sus funciones una vez que el mismo ha sido aprobado por la asamblea específica.

Art. 14. APROBAR el Código de Convivencia Institucional a través de la asamblea específica que estaré integrada por:

El Rector o Director quien la presidirá y tendrá voto dirimente.
 

Un delegado del Consejo Directivo y/o Consejo Técnico y dos delegados de los siguientes estamentos:
 

Dos delegados de la Junta General de Directivos y Profesores.
Dos delegados del Gobierno Estudiantil.
Dos delegados del Comité Central de Padres de Familia.
Dos delegados del personal administrativo y de servicio.
El Comité de Redacción del Código de Convivencia tendrá voz informativa en la asamblea específica.
 

Los miembros de! Comité de Redacción están habilitados para ser electos representantes de sus sectores en la asamblea específica.
 
Art. 15. RESPONSABILIZAR a los Consejos Directivos y/o Consejos Técnicos del cumplimiento de las siguientes funciones:

Planificar y ejecutar procesos de información, comunicación y capacitación sobre el contenido y aplicación del Código de Convivencia con estudiantes, docentes y padres de familia.
 

Realizar seguimiento, control, evaluación y mejoramiento continuado de la aplicación del Código de Convivencia.
 

Presentar informes anuales de los resultados de la aplicación del Código de Convivencia a la asamblea específica y socializarlos a la comunidad educativa.
 

Resolver todos los asuntos que no están contemplados en el Código de Convivencia y elevarlos a consulta a la asamblea especifica de considerarlo necesario.
 

Enviar el Código de Convivencia aprobado por la asamblea específica, al responsable del DOBE en la Dirección Provincial de Educación respectiva, para su conocimiento y registro.

Art. 16. RESPONSABILIZAR a los Departamentos de Orientación y Bienestar Estudiantil (DOBES) provinciales del envío de los Códigos de Convivencia a la División de Orientación y Bienestar Estudiantil Nacional, cuando le sea requerido.
 
Art. 17. DECLARAR que los Códigos de Convivencia de las instituciones educativas son instrumentos públicos a los que todo ciudadano o ciudadana puede tener acceso.
 
DISPOSICIÓN GENERAL ÚNICA


Deróguense todas las normas y disposiciones legales de igual o menor jerarquía que se opongan al presente Acuerdo, el cual entrará en vigencia a partir de la suscripción, sin perjuicio de su publicación en el Registro Oficial

Comuníquese.- En Quito, Distrito Metropolitano, a los. 22 Mayo 2007
 Raúl Vallejo Corral

Ministro de Educación (SELLO) 
RV/GTV/TB/BF/VL/AT/AM 


Reflexión

Las normativas determinan que una Institución Educativa debe constar con Código de Convivencia y Reglamento Interno, podemos con certeza llegar a concluir que ambos documentos son sinónimas y sus normas necesariamente homogéneas , he llegado a concluir que no debe confundirse que el concepto de Código de Convivencia es un Documento ágil, manuable que garantiza deberes y responsabilidades para ser ejercidos y realizados en un ambiente escolar armónico , el documento y un formato no debe ser un ejercicio de completar un rompecabezas y las normas del código de convivencia no deben construirse para preveer hasta lo última minucia del funcionamiento escolar, que más bien corresponde al papel del Reglamento Interno. Las expresiones anteriores tiene fundamento si leemos el Art- 1 del Acuerdo 186

Art. 1. INSTITUCIONALIZAR el Código de Convivencia (instrumento que debe ser elaborado, aplicado, evaluado y mejorado continuamente) en todos los planteles educativos del país, en los diferentes niveles y modalidades del sistema, como un instrumento de construcción colectiva por parte de la comunidad educativa que fundamente las normas del Reglamento Interno y se convierta en el nuevo modelo de coexistencia de dicha comunidad.


Lineamientos para un Código de Convivencia posible.


La Junta General de Profesores de la Escuela Fiscal No. 270

Delia Lucrecia Samaniego Mora de Suárez”

Considerando:

Que el Acuerdo No. 182, emitido el 22 Mayo 2007, por el Ministerio de Educación Institucionaliza el Código de Convivencia dentro de Sistema Educativo.

Que el Código de Convivencia es un componente del Proyecto Educativo Institucional.

 

Resuelve:

Artículo Único.- Expedir el Código de Convivencia de la Escuela Fiscal Mixta Matutina “Delia Samaniego Mora de Suárez”

CÓDIGO DE CONVIVENCIA

FINES:

Art. 1 El Código de Convivencia de la Escuela Fiscal Mixta Matutina “Delia Samaniego Mora de Suárez” es el instrumento  consensuado dentro de las concepciones de Democracia, Ciudadanía, Cultura del Buen Trato y de los valores de responsabilidad, respeto, solidaridad, honestidad, Justicia y Amor, además garantiza el libre ejercicio  de los derechos y deberes de los miembros de la Comunidad  Educativa de la Escuela Fiscal Mixta Matutina “Delia Samaniego Mora de Suárez, de la ciudad de Guayaquil.

Art. 2  El Código de Convivencia propende  al fortalecimiento y desarrollo integral de los actores de la Comunidad Educativa conformada por los docentes, estudiantes y las familias, en el ejercicio de sus obligaciones y derechos,  coadyuva a mejorar la calidad educativa y construye la convivencia armónica.

Art.3 La Convivencia Escolar  depende  sustancialmente de las concepciones que tengamos sobre los aspectos esenciales  del convivir humano y que repercuten sobre las relaciones escolares y, para equilibrar nuestra diversidad,  hemos convenido definir los términos que fundamentan el presente Código los cuales son los siguientes:

Responsabilidad es hacerse cargo de cada  uno de sus actos y asumir sus consecuencias.

Respeto implica una actitud de estima hacia sí mismo y los demás y la observancia de deberes y derechos.

Solidaridad   significa   comprometerse   en   la   solución   de   los problemas y necesidades de los demás.

Honestidad es decir la verdad y luchar contra la corrupción, la copia, el dolo, la difamación.

Justicia, dar a cada quien lo que corresponde respetando derechos y deberes.

Amor es la expresión de afecto y cuidado para consigo mismo y  para los demás.

Equidad  de  género, considerar  a   hombres  y  mujeres  en  iguales condiciones, sin discriminación alguna.

Comunicación, la institución educativa debe ser una fuente de comunicación permanente para mejorar el aprendizaje, la convivencia,  la prevención, manejo y resolución de conflictos.

Disciplina y autodisciplina. Promover los procesos de reflexión autocrítica por parte de los miembros de la comunidad educativa, de tal manera, que cada quien sea responsable de sus acciones.

Fomentar la práctica de la autodisciplina estimulando el análisis y  la reflexión individual y grupal de todos los actores de la comunidad educativa. Toda acción que rompa el compromiso de convivencia debe ser tratada de manera formativa y tener, al mismo tiempo, una consecuencia proporcional al tipo de falta cometida.

Honestidad académica. Tantos docentes como estudiantes deben sujetarse a los principios de honestidad académica que implican presentar los trabajos  con citación adecuada de las fuentes; respetar la autoría intelectual y  someter el trabajo propio a procesos de evaluación. Se considerará una falta grave el plagio, la copia y el presentar trabajos de otros como si fueran propios.

Uso de tecnología. Su uso debe ser regulado durante la jornada escolar y su incorporación, si fuera el caso, adecuada y oportuna al aprendizaje.

Art.4 El Presente Código considera que  el alumnado tiene derechos  inalienables contemplados dentro  de la Ley Orgánica de Educación y del Código de la Niñez y Adolescencia, que deben ineludiblemente ser respetados dentro de las relaciones de convivencia entre los miembros de la Comunidad Educativa.

 DE  LA COMUNIDAD EDUCATIVA.

Art. 5 La Comunidad Educativa de la Escuela Fiscal Delia Samaniego Mora de Suárez, está constituida por los profesores/as, alumnos/as, madres, padres, representantes legales, moradores de la circunscripción territorial adyacentes al Plantel; aceptamos que la Supervisión, el Director de la Red y sus organismos correspondientes también forma parte de la Comunidad  Educativa.

Art. 6 La Comunidad Educativa y en especial las autoridades y profesores/as es responsables de facilitar la armónica relación para el ejercicio de los derechos y deberes de sus miembros, normas contempladas en la legislación vigente y el presente Código de Convivencia.

DE LOS DERECHOS Y RESPONSABILIDADES DE LOS ALUMNOS/AS

Art. 7 El estudiante tiene los derechos  siguientes:

-      Participar del proceso de enseñanza y aprendizaje de calidad en una atmósfera de calidez, libre de presiones de todo orden o abusos físicos, psicológicos o verbales;

-      Gozar del respeto por sus derechos, sus sentimientos, su individualidad y sus pertenencias por parte de sus compañeros y de los funcionarios de la institución;

-      Requerir la asistencia de los docentes, en caso de necesidad, con el fin de resolver dificultades o conflictos mediante el diálogo;

-      Ser escuchado con respeto a sus opiniones;

-      Demandar confidencialidad sobre asuntos personales tratados con algún miembro del personal docente;

-      Encontrar un ambiente  organizado por el profesor/a que favorezca el desarrollo de todo su ser  y  apto para el aprendizaje.

-      Ser educados para la autonomía y la libertad con el fin de convertirse en autores de su propia formación, otorgándoles el Plantel  los conocimientos básicos, los medios para la adquisición de prácticas personales de aprendizaje y la ocasión de desarrollar sentido crítico;

-      Aprender a vivir en sociedad, para lo cual el Plantel debe ofrecerles testimonio de una comunidad viva y comprometida con la libertad, la democracia, la paz, la ética y la ecología;

-      Fomentar y vivir el compañerismo y amistad que une a los estudiantes ecuatorianos  en base a la consideración y respeto mutuo.

-      No ser sancionados sin que se pruebe su responsabilidad y se les ofrezca la oportunidad de ser escuchados y de defenderse;

Art. 8 El estudiante tiene la responsabilidad de:

Cumplir respetuosa y puntualmente las Instrucciones impartidas por las autoridades educativas.

Ser puntual en su asistencia a clases y en el cumplimiento de sus tareas y deberes escolares.

Tratar a sus compañeros, maestros y demás personas con cortesía y de manera respetuosa.

Evitar cualquier  actividad  que  coarte  los  derechos  de  los  otros alumnos/as a aprender o a jugar, o con la responsabilidad del profesor/a de ejercer su tarea educativa.

Cuidar y respetar las instalaciones, el mobiliario y el material didáctico de la escuela, en tanto es propiedad ciudadana, así como la propiedad del prójimo.

Expresar sus opiniones con cortesía y respeto.

Guardar la debida consideración y respeto a los superiores, profesores y compañeros, dentro y fuera del Plantel.

Respetar la propiedad ajena y entregar a las autoridades cualquier objeto que se encuentre, por mínimo que sea, ya que quien se apropia de lo ajeno cometerá una falta disciplinaria;

Presentarse a clase con los libros y útiles necesarios para el trabajo diario.
Cumplir con diligencia y responsabilidad las obligaciones que se deriven de los cargos y comisiones para los cuales fueren elegidos/as o designados/as.

 DE LOS DERECHOS Y RESPONSABILIDADES DE LOS REPRESENTANTES.

Art 9 Los padres/ madres y representantes son los  primeros y principales responsables de la Educación del estudiante, sus derechos y deberes son esenciales, primarios, insustituibles e inalienable, por ellos cooperaran y respetaran las decisiones adoptadas por las autoridades y profesores/as de sus hijos;  además de lo contemplado en la legislación tienen los siguientes derechos:

Acceder a una educación de calidad y calidez y un entorno educativo seguro y sano para sus hijos.

Dialogar con los profesores de sus hijos en un tiempo acordado mutuamente.

Dialogar con el Director/a, Rector/a o el dirigente de curso de sus hijos/as sobre preocupaciones o temas que no se hayan resuelto durante sus conversaciones previas con el profesor/a de clase.

Obtener informes periódicos regulares sobre el desempeño de sus hijos/as, las políticas educativas adoptadas por la institución educativa, las necesidades que surgen de la tarea, etc.

Participar en las asociaciones de padres.

Ser informado sobre el Plan o Proyecto Educativo Institucional y participar, en los órganos creados para el efecto y en los términos adecuados, de los procesos de evaluación del mismo.

Recibir un trato respetuoso y cordial por parte del Director/a o los profesores/as de sus representados.

Art. 10 Los padres / madres de familia o el representante legal tiene las responsabilidades siguientes:

Promover una actitud positiva hacia el estudio y hacia las expectativas de la institución con respecto a la conducta de sus hijos/as.

Interesarse por el progreso académico de sus hijos/as, las tareas enviadas a casa y las actividades escolares a las que son convocados.

Asegurarse que sus hijos/as asistan a clases puntualmente y que lleguen al colegio con los materiales necesarios para sus tareas.

Comunicar a las autoridades de las instituciones educativas cualquier preocupación médica, académica o de conducta, que pueda afectar el desempeño o el comportamiento de su hijo o hija en la escuela.

Establecer un contacto regular con el establecimiento educativo en áreas de trabajo de aula (firmar circulares, trabajos, revisar cuadernos, verificar  el cumplimiento de tareas, asistir a reuniones de padres, etc.)

Tomar la iniciativa permanente para pedir entrevistas, información con la finalidad de enterarse de los logros y dificultades de sus representados en todos los aspectos de la vida escolar.

Abstenerse de interrumpir las clases. Si se requiere hablar con el/la profesor/a es obligación del padre de familia acercarse en apego al horario de Atención a Padres.

Cultivar el sentido de pertenencia y lealtad al Plantel,  abriéndose a un diálogo directo con sus autoridades y docentes  para aclarar cualquier  información y además  realizar un trabajo activo si fueran designados representantes.

DE LOS DERECHOS Y RESPONSABILIDADES DE LOS DOCENTES.

Art 11 Los profesores/as como profesionales de la educación, además de otros contemplados en la legislación tienen los siguientes derechos:

-      Gozar del respeto, la cooperación, la consideración y el apoyo de sus colegas, del alumnado y de los padres.

-      Enseñar y trabajar en una atmósfera armoniosa; libre de presiones y productiva.

-      Esperar  una   actitud   responsable  y  positiva  hacia  el  estudio  de parte de los alumnos.

Art. 12 Los     profesores/as     tienen,     entre     otros, la responsabilidad de:

-      Planificar y conducir sus clases de acuerdo a los objetivos del currículo y aplicando técnicas didácticas apropiadas.

-      Ofrecer un entorno conducente al aprendizaje, que favorezca la organización, la disciplina y la seguridad.

-      Acompañar a los alumnos en su aprendizaje tomando en cuenta las diferencias individuales y promoviendo la autoestima del alumnado.

-      Realizar adaptaciones curriculares para la atención personalizada de sus alumnos/as.

-      Ser sensibles a las necesidades de los alumnos/as.

-      Comunicar oportunamente a los padres, madres o representantes, los logros y las dificultades de sus hijos.

Art. 13 Los     profesores/as  realizaran su trabajo realizando los siguientes lineamientos generales.

-      Promover un ambiente motivador que permita el desarrollo de las potencialidades de los/as alumnos/as y la superación de sus dificultades.

-      Planificar su trabajo de acuerdo a objetivos fijados y orientaciones técnicas por parte de la institución.

-      Mantener constante seguimiento académico de sus alumnos/as.

-      Conducir la disciplina de sus alumnos/as, haciendo uso de medidas correctivas y formativas, oportunas y adecuadas.

-      Revisar evaluaciones y trabajos con sus alumnos, presentar cuadros de calificaciones oportunamente y mantener al día sus registros..

-      Coordinar con el Director, otros profesores, las estrategias para resolver los problemas y dificultades que los estudiantes pudieran presentar.

-      Asistir puntualmente a sesiones, actos y actividades planificadas y demostrar identificación con la institución.

-      Actualizarse permanentemente en el ámbito educativo de su competencia.

-      Colaborar con las comisiones y asignaciones efectuadas por las autoridades de la Institución.

DE LOS DERECHOS Y RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS.

Apoderados y Docentes

Art. 14 La Puntualidad  es una virtud que servirá para exaltarla todos los días y  será registrada por los docentes;  la inasistencia y atrasos podrá ser justificada por  escrito si esta no sobrepasa los dos días y los tres atrasos, los representantes que las rebasen  será justificada personalmente, hasta dos días posteriores al retorno.

Si la inasistencia pasa de los cinco días esta deberá ser justificada ante  el Director del Plantel.

Inasistencia planificada.- Las ausencias previstas por razones especiales o de fuerza mayor, en lo posible, deben ser solicitadas personalmente  o por escrito, por el representante ante el Profesor de Año, al Director del Plantel, si esta rebasa los tres días consecutivos.

Faltas justificadas se considerará  la inasistencia al Plantel en los siguientes casos:

  1. Enfermedad comprobada con certificado médico, el mismo que podrá ser verificado;
  2. Fallecimiento de familiares cercanos;
  3. Calamidad Doméstica, que será certificada mediante una declaración del representante y que podrá ser verificada por el Director/a o cualquier OG u ONG, defensora de los Derechos de la Niñez o Adolescencia.

Art. 15 Todos los estudiantes del  Plantel, cuyas faltas justificadas excedieren del 25% del total de horas de clase dictadas en el año lectivo, no serán promovidos al año básico inmediato superior. Para este cómputo, una falta injustificada se cuenta como dos justificadas.

De los Directivos y Docentes

Art. 16 Las relaciones de los directivos y docentes serán directas, oportunas y pertinentes mediadas por las leyes,  reglamentos educativos, y el presente  Código de Convivencia.

Art. 17 En las relaciones entre profesores/as y directivos los requerimientos y solicitudes verbales serán contestadas verbalmente, salvo el caso de no aceptación de las mismas, que serán contestadas por escrito mediante el sistema de correspondencia contemplados en el REGLAMENTO INTERNO DEL PLANTEL. Todas las solicitudes escritas serán contestadas por escrito.

Disposición Final.-  Los Conflictos no resueltos serán sometidos al Centro de Mediación de la Dirección Provincial de Educación del Guayas.